Proyecto artístico en bici

Jornada artistica de dos días, sumando un total de unas 11 horas de trabajo.

¡ Día superado !

Me siento agotada y muy felizmente realizada.

Las emociones buenas y los éxitos también generan estrés positivo, y las horas de trabajo en el cuerpito  se resiente.

Hoy acabé un hermoso proyecto artístico para la bicicleta de mi mejor amiga Lucía.

Mi amiga me dio total libertad para crear un lienzo muy vivo en su nueva compañera de dos ruedas.

Feliz y muy afortunada, creo al rico sol del sur de mi Andalucía querida.

También compartiendo entre el buen amor de mi familia favorita “Baturone Martinez”.

Hoy considero que he sido campeona , me doy la enhorabuena.

He de reconocer que mi plan para fin de tarde, al salir de casa no tuvo nada que ver con  lo que fue.

Cuando empecé a pintar, no quería saber nada de “tiempo”, solo quería crear y acabar la obra.

Conforme fueron pasando las horas del día, tenía la sensación de que sólo tenia que pintar.

Estaba dentro de esa hermosa pompa llamada CREATIVIDAD.

Bendita creatividad, y que suerte es el poder pintar libre de bocetos, sólo fluir, amo cuando esto sucede.

Agradezco en el alma a personitas que me proponen retos así , me hacen sentir muy llena de vida.

Cada obra es como un parto, algo único y diferente , me decía Pepe, el padre de mi amiga.

Al terminar de crear, me entró un poco de fatiga mental y se apoderó de mi una penita mu´ grande.

Mi plan originario para fin de tarde era una metidita al mar con el Sunset para surfear un rato

(de hecho lo llevaba todo preparado; tabla, neopreno, toalla y ropa de cambio.)

Pero se me cansó el cuerpo y la mente. Se apoderó de mí la pereza y la vaguez.

La única responsable de determinar mi día con algún plan que me sumará era YO.

Y acerté al elegir.

Decidí no ir a remar, ni buscar la ola, pero sí elegí ver el Sunset en un hermoso lugar natural, en lo alto de una plaza de toros con mi mejor amiga Lucía y Benji.

Ese ratito del atardecer, acompañado de unas cervecitas y unas charlas terapéuticas , sanaron mi alma.

Cómo amo, cuando mi amiga y yo desarrollamos tanto , grandes conversaciones, desde pequeñas repetimos ritual.

Y es pura vitamina de empoderamiento.

A pesar de haber cumplido mi gran cometido de acabar la obra de la bici y enamorar a mi amiga con el resultado , dentro de mí , muy en el fondo latía una penita mu jonda´.

Penita, que minutos más tarde acaban en puro llanto.

Me permito sentir.

Me permito ser, y brotan de mi ser lagrimas y más lágrimas de mi interior.

El día de este escrito fue 17 de febrero.

Sumando 2 meses de la integración de la ausencia de abuela en esta vida terrenal y aceptando. Trabajando el duelo, para no quedarnos a vivir en el.

Todo sigue siendo reciente. 

Aún duele mucho, yo los llamaría “cristales” que rajan el alma, a esos detallitos de la sociedad que nos hacen recordar y al enfrentarnos a los que haceres de  las actividades de la vida diaria sin ese ser querido. 

Recordarla aún duele mucho.

Los éxitos, hoy los seguimos celebrando juntas como siempre hacíamos.

Tú en forma de estrella que brilla alto en el cielo y yo… llegando a la camita felizmente cansada después de haber estado pintando ( como siempre ella me veía).

El arte de la fotografía es de este gran ser de uz: Pepe Baturone Martinez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s