Anoche, mientras no dormía

INCREÍBLE, pero cierto.

Granada, me sigue sorprendiendo por cada momento que pasa.

Ayer por ser la penúltima, y hoy por ser la última noche.

El caso es que, tengo el pecho lleno de momento únicos.

Momentos únicos que me llenan de amor.

Sigo encontrándome gente maravillosa en el camino.

Gente que como hasta hoy,(me viene enseñando la magia de esta ciudad) solo bastaba con encontrarnos, para seguir en contacto.

Contactos…

Me llevo muchos, pero de la gran mayoría, me llevo una AMISTAD.

Ahora en la cama con vela, al compás de su ronroneo y el sonido de la pecera, que crea un microclima.

Después de una noche única….

¿Algo más?

Gracias…

Gracias por tanto y más Granada.

Ayer tuve la magnífica CAUSALIDAD, de enlazar los planes del desayuno con los de la noche.

Y terminar en una Jam privada, en el salón de una casita divina en el albaycin.

Quedar a las 10:00am para desayunar y … De repente tomar conciencia de la hora y que sean las 6:00am.

Pero mu’ agustico, cómo dicen por aquí.

Y hoy…

Granada, me da la bonita oportunidad de regalarme una gran y última noche.

Después de haber pintado en vivo, en un escenario , compartiendo arte ,con gente mu’ bonita, durante el concierto del niño del albaycin.

Pintura y música en vivo.

El lienzo empieza en blanco y la música tranquilita.

El concierto se viene arriba y el cuadro empieza a coger fuerza y forma.

La gente, de todas las edades (de niños a mayores) , pasan a compartir con mi pintura sus puntos de vista…

Increíble sensación que me llena de vida.

Acaba la última canción del concierto

¡FOH mi Graná , no es bonica no ni na!

Y última pincelada.

Entonces Manu, (chico de las voces) se acerca a mí y me pregunta por el cuadro.

Lo quiero, dijo,y yo radiada de Felicidad.

Así…tan a voz de pronto, había pintado en vivo y vendido la obra creada durante el directo.

Y mientras tanto, saco el móvil y un mensaje de @mariodiazoficial , con respuestas positivas aparecía en mi pantalla….

El corazón se me salía del pecho.

Hoy mi cuadro se queda con dos grandes personitas que derrochan arte y buena vibra.

Manu y Laura.

La suerte de poder sentir las emociones de cada momento, saborearlo y disfrutar.

Con el cuerpo cansadito y el corazón mu contento, desde mi cuarto granaino.

Un sábado 17 de marzo de 2018.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s